OZONOTERAPIA: MITO O REALIDAD. PRINCIPIOS BÁSICOS DE LA OZONOTERAPIA.

Pocas técnicas de aplicación en la Medicina han provocado tanta polémica como la Ozonoterapia.

El ozono es una forma alotrópica (O3) del oxígeno molecular (O2) que está presente, como un constituyente gaseoso natural, en las capas altas de la atmósfera, representando el 0,0001 % de su composición total. El ozono fue descubierto por el físico holandés Van Marum en 1783, investigando con máquinas electrostáticas las cuales desprendían un olor característico. El origen etimológico del ozono, bautizado así por Scobein en 1840, deriva del griego OZEIN verbo que significa “oler”, ya que este gas presenta un olor muy característico, único y punzante.

En la actualidad, desde el punto de vista científico, cabe destacar los trabajos realizados por el Instituto Latino de Roma sobre la ozonoterapia. Sus investigaciones se basan en el tratamiento de las hernias de disco cervicales, dorsales y lumbares con resolución de la patología con una mínima agresión. Esto se debe a la aplicación de entre 6 y 10 infiltraciones de ozono locales, dependiendo de la sintomatología del paciente. Estas inyecciones se realizan a través del disco intervertebral (núcleo pulposo y anillo fibroso), consiguiendo después de tres o cuatro meses de su aplicación la rehidratación y expansión completa del disco (basados en estudios de Resonancia Magnética).
Además de esta aplicación, otros efectos beneficiosos atribuidos a la ozonoterapia son consecuencia directa de su efecto sobre los glóbulos rojos, entre los que destacan:

1. Un aumento de su elasticidad, lo que les permitirá una mayor penetración a través de los capilares sanguíneos (microcirculación), pues éstos son tan estrechos que los glóbulos rojos deben circular “en fila india”.Todo ello mejora el intercambio de sustancias entre la sangre circulante y los tejidos corporales.
2. Un aumento en la producción de 2,3- difosfoglicerato (2,3 DFG)(11), el cual actúa como un intermediario de la Glucólisis y. Esto supondrá un aumento de la tasa energética, en forma de ATP, del glóbulo rojo que le permitirá mantener o mejorar la cesión de oxígeno a los tejidos.
3. Produce un aumento en la formación de peroxidasa, con un papel destacado en el metabolismo celular a través de los sistemas redox, como NADH/NAD, debido a que el ozono se une a las cadenas dobles de los ácidos grasos insaturados de la porción fosfolipídica de la membrana celular del eritrocito.

Las aplicaciones prácticas de la ozonoterapia, según el Centro de Investigaciones del Ozono en Cuba y expuestas en el III Simposio Internacional de Aplicaciones del Ozono (año 2001), serían:

1. Angiología: Insuficiencia circulatoria, pie diabético, úlceras de miembros inferiores, micro varices.
2. Cardiología: Cardiopatía isquémica, angina cardiaca.
3. Dermatología: Úlceras herpéticas, herpes, quemaduras y cicatrización de heridas.
4. Medicina interna: Hepatitis C aguda, cirrosis hepática, mucositis.
5. Geriatría: Demencia senil, Alzheimer.
6. Ginecología y Obstetricia: Infecciones genito-urinarias, infecciones en cesárea e hipoxia fetal.
7. Inmunología: Coadyuvante de terapias oncológicas, hepatitis C crónica.
8. Neurología: migraña, cefaleas.
9. Oftalmología: Glaucoma, retinosis pigmentaria, degeneración macular senil.
10. Otorrinolaringología: Amigdalitis crónica, faringitis infecciosa, síndrome vestibulococlear periférico.
11. Pediatría: Complicaciones sépticas postnatales.
12. Traumatología : condromalacia, artrosis, lumbalagia (canal estrecho), síndrome facetario o de carillas, hernia discal, tendinitis, de Quervain, reumatismo, artritis reumatoidea, pseudoartrosis, osteomielitis, inflamaciones pélvicas, complicaciones sépticas postoperatorias en fracturas de tibia, osteocondrosis vertebral.

Como con cualquier otra técnica implantada en el Conocimiento Médico, serán los estudios que se realicen al respecto de cada una de sus aplicaciones lo que nos desvelará la utilidad práctica de la Baño de ozono.
Dado lo expuesto anteriormente, no cabe duda que con la ozonoterapia se abre un amplio abanico de posibilidades que, de confirmarse en el futuro, permitirían emplearla en un gran número de aplicaciones, entre ellas algunas que actualmente suponen un reto y en ocasiones una frustración dad su escasa respuesta a los procedimientos médicos convencionales (pie diabético, úlceras varicosas, artrosis, hipoxia fetal, etc.).

FUENTE: portalesmedicos.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.