Matilda Blanco: "El vestuario habla por nosotros"

En el marco de la visita de la Ruta de la Moda a Salta, Matilda fue entrevistada por el Diario El Tribuno y  habló de moda e imagen. 

 ¿Cómo comunicamos con nuestra imagen?

El vestuario es lo primero que la gente ve; dice de nosotros todo el tiempo, habla por nosotros. Después, obviamente, nos conocen y cuando vos entablás diálogo con una persona, sabe cómo realmente sos y lo que querés decir, pero la verdad es que es lo primero que comunica.

Por la ropa que usa nosotros podemos saber a qué se dedica una persona, por ejemplo. El vestuario nos separa, nos une, describe, dice del otro, te hace temerle a alguien o querer acercarte.

¿Qué tips tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir un vestuario según determinadas ocasiones?

Elegir algo para cada uno tiene que ver un poco con saber cómo somos. Si uno elige un vestuario que no tiene que ver con lo que nosotros somos, eso pasaría a ser un disfraz. Uno tiene que reconocerse frente a un espejo. Yo siempre digo que nosotros tenemos dos cuerpos, uno vestido y uno desnudo. Cuando nos miramos a un espejo tenemos que ver cómo somos con un vestuario encima, pero también tenemos que ver nuestra realidad y saber qué tenemos de bueno y qué de malo. Si tenemos brazos más largos, si somos más altos o más bajos, más anchos de espalda, si tenemos cuello largo o más corto; es decir, cómo son nuestras proporciones, para poder elegir ropa que nos ayude a vernos mejor.

¿Hay que dejar de lado eso de “la moda no incomoda”?

Eso es un dicho ultra fashion que muchas veces tiene que ver con las cosas que hacemos para estar perfectas. Por ejemplo, nos ponemos un par de tacos que muchas veces nos incomodan, pero con tal de estar bien lo hacemos.

Con las prendas podemos esconder lo que no nos gusta y mostrar lo que está bueno de nosotros.

Tiene que ver con saber elegir, hay que saber mirar, siempre en un lugar hay algo que nos puede gustar o que, si lo sabemos adaptar, nos puede venir bien.

El flúo se viene en el verano, ¿cómo usarlo sin quedar fuera de lugar?

Mi recomendación es que no lo utilicen con negro. Aunque seguramente se va a ver combinado así en algunas fotos, pero queda mejor cuando es un poco más suave la combinación, por ejemplo, cuando lo usamos con colores claros o agua. De ese modo queda más distinguido.

No todas pueden usar flúo. Hay que mirarse al espejo con una prenda cercana a la cara y ver si nos hace bien, o si nos empalidece demasiado o si despega demasiado de nuestro color de piel, pero al menos un detalle flúo podés tener.

Y respecto de las tendencias del verano en general, ¿qué es lo que se viene?

Los colores agua, los pasteles en todos los colores, son muy aceptados para casi todas las mujeres y para aquellas que tienen la tez demasiado clara, combinarlos con colores que te levanten. Un pastel con un habano, con un azul, con negro, así se puede combinar y podemos balancear para que nuestra piel no esté tan apagada.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.