La salud se respira: Ozonoterapia

¿Recuerdas ese olor tan característico después de una tormenta?, es el ozono, y no sólo es un olor agradable o parte de la atmósfera, ahora también es salud, belleza y bienestar.

ozonoterapiaLa Ozonoterapia es una terapia natural, de acción bactericida, antioxidante y cicatrizante, que consiste en la aplicación de una mezcla de ozono y oxígeno, su alta eficacia y la ausencia de efectos secundarios hacen de esta terapia una de las opciones más atractivas, hoy en día, para gran variedad de tratamientos de belleza y medicina.

ozonoterapiaAhora los balnearios cuentan con sesiones de Ozonoterapia, aunando los beneficios del ozono, al tratamiento relajante de los baños con masaje. La balneoterapia ozonizada utiliza aparatos que hacen burbujear ozono en el agua, penetrando en nuestra piel hasta las capas más profundas.

Se suelen acompañar estos baños con masajes drenantes, hidromasaje o presoterapia, para que los resultados sean mejores. Además existen aceites ozonizados, que estimulan la circulación y tienen gran poder desinfectante.

Esta terapia lleva varios años funcionando en toda Europa con mucho éxito, sobre todo debido a que se empieza a considerar la Ozonoterapia como “milagro anticelulitis”, ya que el ozono tiene la capacidad de oxigenar los tejidos, y activar tanto el metabolismo de las grasas como la circulación, y así, ataca directamente al tejido adiposo.

Es posible la aplicación de la Ozonoterapia en distintas especialidades, como por ejemplo:

  • Dermatología y Estética: eficaz contra herpes, quemaduras, psoriasis, eccemas, alopecia, acné y cicatrización de heridas. Además de ser muy útil para eliminar la celulitis.
  • Ginecología: elimina infecciones por hongos, virus y bacterias.
  • Neurología: alivia migrañas y cefaleas, y es eficaz contra la depresión y el parkinson.
  • Geriatría: para la demencia senil, alzheimer y esclerosis.
  • Cardiología: para la angina de pecho, cardiopatía isquémica, y estenosis cardíaca.
  • Traumatología: artrosis, lumbago, hernia discal, tendinitis, reumatismo, osteomielitis…
  • Oftalmología: glaucoma, neuropatía óptica, degeneración senil…
  • Odontología: para tratar la gingivitis.
  • Angiología y Flebología: para insuficiencias venosas, patologías flebíticas, llagas por decúbito y gangrenas, úlceras varicosas, varices…
  • Urología: para la isquemia de riñón.
  • Medicina interna: eficaz en el tratamiento de hepatitis C y B, la hipercolesterolemia, cirrosis hepática, hemorroides, estreñimiento…

Y todo ello debido a las propiedades del ozono:

    1. acción fungicida
    2. acción bacteriana
    3. analgésico anti-inflamatorio
    4. activador circulatorio
    5. estimulación del sistema inmunológico

Se puede administrar de manera local, sistémica (es decir, inyectada), o rectal. También mediante aparatos que hacen burbujear el ozono directamente en el agua, en los tratamientos de balneoterapia, además se puede aplicar el ozono mediante vaporizaciones, aceites y fangos termales.

La ventaja del ozono es que no deja residuos tóxicos dentro del organismo, ya que se transforma en oxígeno en nuestro cuerpo. Tan sólo está contraindicada en embarazadas, hipertiroidismo y espondilolistesis, además de alergias al ozono por supuesto.

En la cara

Estimula la renovación de las células cutáneas, revitalizando el cutis. Además, gracias a su acción bactericida y viricida, este tratamiento es especialmente eficaz contra el acné, antiarrugas, o para cicatrizar mejor las heridas.

En el cuerpo

Es lo más efectivo para combatir la celulitis, tonificar los músculos y estimular el drenaje linfático. Ya hemos visto que, además, es eficaz en los tratamientos contra las varices.

¿A qué estás esperando? Respira y disfruta.

FUENTE : aquaspacenter.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.