La moda está en la calle

Pionero en registrar el street style que hoy inspira campañas internacionales- como la que lanzó Falabella HOT-, el fotógrafo Scott Schuman acaba de publicar un libro y recibe 14 millones de visitas en su blog. ¿Cómo lo hace?

Que todos lo miren a él es diferente. Está más acostumbrado a ser el exquisito voyeur de los transeúntes que caminan distraídos o apurados sin perder su estilo. En la Danziger Gallery de Chelsea, donde se presenta The Sartorialist: Closer (Penguin), su último libro, Scott Schuman es el centro de atención.

En su Indiana natal la moda le parecía algo lejano. Han pasado más de 15 años desde que este fotógrafo se sumergió en el mundo de la moda, primero trabajando para grandes firmas y publicaciones, y luego en las calles retratando a hombres y mujeres que lo inspiran.

Algunas de sus fotos, sólo una muestra de la abultada selección de imágenes que componen el libro, cuelgan de las paredes de la galería neoyorquina. Mientras tanto, en su Web (www.thesartorialist.com), millones de personas hacen doble clic para ver su inigualable registro de la moda urbana, de Tokio a Moscú, de Londres a Nueva York (14 millones de visitas mensuales, asegura). Fotos que también forman parte de las colecciones del Victoria & Albert Museum y del Tokyo Metropolitan Museum of Photography.

Los expertos coinciden en que Schuman ha sabido reflejar como nadie el estilo singular de cada caminante, y que, de tanto hacerlo bien, su lente ofrece una mirada diferente sobre la diversidad global en materia de lo que la gente lleva puesto.

Cuesta imaginar que la alta calidad de sus trabajos no surja de grandes producciones.

Aunque no parezca, la mayoría de estas imágenes no son producidas. Cuando veo a alguien que me interesa, me acerco primero para buscar el mejor lugar para la toma, y luego les pregunto si puedo fotografiarlos. Trato de no mover mucho a la gente del lugar donde la vi, ni de su actitud.

¿Qué mira a la hora de elegir?

No es únicamente lo que traen puesto, es la actitud, la forma de moverse. De eso se trata el estilo.

¿Qué cosas, por el contrario, no son importantes?

Simplemente Eva. A Schuman le gusta su estilo y su sonrisa.

 

 

Quién es la persona, el diseñador, qué marca lleva.

¿Los blogs de moda son una molestia o una ayuda para la industria fashion?

Son perfectamente compatibles. Voy a los desfiles y hago un registro diferente que luego publico en la Web y eso hace que lo que proponen las marcas se difunda rápidamente. En cuanto a la moda de la calle, creo que a la industria le favorece verla. En la calle existe una generación con voz creíble, con personalidad, que no está bajo normas estrictas y que propone cosas que vale la pena mirar. La industria no tiene que lidiar con estas fotos, no hay ninguna incompatibilidad, todo lo contrario.

¿La calle oficia de curadora de las colecciones que ofrecen las marcas?

Sí. Nadie se pone ninguna colección completa ni lleva al trabajo un total look. Lo que se ve en mis fotos, en la Web, en mis libros, es justamente ese aporte individual distintivo, como el de una chica vestida con lo que se usa en primavera, pero con la cartera de su abuela o el tapado de su mamá.

Nuestros abuelos hojeaban revistas de moda. Ahora, además de este soporte, están los blogs. ¿Qué valor tiene hoy la foto de moda impresa?

Scott Schuman. »Hay gente con estilo en todas partes no sólo en las pasarelas».

 

 

El soporte no creo que sea algo que haya que discutir. Lo importante es que sea buena la foto y la emoción que pueda transmitir. Cuando uno saca esa foto no está pensando en el soporte. Es cierto que ya no imprimimos tanto como antes, pero sin embargo, nos seguimos comunicando con ellas. Las fotos siguen hablando sobre la cultura en la que vivimos, y sobre su gente.

Schuman estuvo hace un tiempo en Buenos Aires, ciudad en la que ahora se ven campañas inspiradas en el street style, como la de Falabella HOT, que impulsó el encuentro de Schuman con la prensa de América latina en Nueva York.

«Recuerdo haber visto gente muy elegante en Buenos Aires. En general, creo que es una ciudad con mucha belleza, tiene una arquitectura interesante cuya dimensión no estoy seguro de que sus habitantes vean.»

En Elizabeth Street. Mucha onda en las calles de Nueva York.

 

 

Trabajó para las revistas GQ, Vogue Italia y Vogue Paris, entre otras. Lo hizo también para marcas como Valentino. «Las marcas de moda no tienen que lidiar con nosotros, la audiencia es grande en los blogs. Yo saco lo que me gusta de los desfiles y, al mismo tiempo, de lo que dice la calle», insiste.

¿Cómo influyeron los blogs en el concepto de belleza?

Creo que hoy hay más aceptación de los diferentes tipos de belleza. Las supermodelos y las actrices muy producidas no son lo único que tenemos para ver. Hay gente con estilo en todas partes, y podemos reflejarlo.

¿Es negocio tener un blog? La revista Fortune lo mencionó recientemente como uno de los hombres de negocios más exitoso.

Tengo, digamos, cierta experiencia en este mundo de la moda. La amo y me gusta sacar fotos. Fui creciendo y me gano la vida con eso.

Siempre admiró a Steve Mc Curry y quiso viajar por todas partes, atravesar todas las culturas. Le gustan, por ejemplo, las fotos que logró tomar en Marruecos, en las montañas, donde una niña que brincaba con un bello vestido se detuvo un momento, lo miró, y dio paso al clic. «Todas las fotos tienen una historia detrás», dice. Eso le gusta.

opiniones autorizadas

The Sartorialist: Closer, editado por Penguin y recientemente presentado en Nueva York, es el nuevo libro de Scott Schuman. «Closer se refiere a que con este libro estoy mucho más cerca de lo que deseaba, pude viajar y sacar fotos en diferentes ciudades del mundo, desde Seúl hasta Londres, Río de Janeiro o París.» Para los críticos se trata de una mirada cada vez más aguda de lo que ocurre en la calle, con el sello único de Schuman.

El fotógrafo eligió dos portadas diferentes: una con la imagen de un hombre, y otra con la imagen que se ve a la derecha, para dar igual importancia al registro del street style de hombres y mujeres.

  • «¿Fotógrafo? ¿Periodista? ¿Bloguer? No. Simplemente Mr. Schuman, The Sartorialist. Incomparable en el mundo de la moda. El único punto de vista desde el que se puede leer el street style.» (Franca Sozzani, Vogue Italia)
  • «Scott Schuman es el Anna Wintour de los bloguers de moda, con una gran habilidad de influir a los diseñadores.» (The Times)
  • «Él es el voyeur elegante de la gente en la calle. Puede fotografiar en una gris, fría y triste calle de Milán, y hacer que de repente la escena parezca cálida, glamorosa e intrigante.» (Michael Hainey, GQ)
  • «La búsqueda de Scott en las calles del mundo es extraer raras piezas de oro en un mar de grava. La moda global cobra un nuevo significado gracias a su trabajo, tanto como sus sujetos conforman un audaz estilo personal que no conoce de límites.» (Harold Koda, Metropolitan Museum of Art, NY)

Fuente: La Nación

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.