La fuerza estética de lo delicado

La fragilidad, que a veces se presenta como antagónica de la arquitectura, puede ser una cualidad no exenta de belleza y fascinación. Para muestra, obras de Goldsworthy o Gego que nos acerca Salgado de la Rosa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.