ELECTROZONO

APLICACIONES CLINICAS DEL OZONO

siemens.JPG (35640 bytes)El ozono tiene diversas aplicaciones en el campo de la medicina, constituyendo la ozonoterapia. Ya a principios de siglo, Ramón y Cajal y otros fundamentaron cientificamente dicha ozonoterapia. Las aplicaciones de dicha técnica en diversos campos de la medicina, se han basado en estos fundamentos.

Los efectos del ozono sobre el organismo se pueden resumir en los siguientes puntos:

1. Tonifica y refuerza las paredes estomacales, previniendo úlceras y otros transtornos digestivos.

2. Actúa sobre los agentes causantes de la acidez y mal aliento, neutralizándolos con rapidez: facilita la digestión.

figm3.jpg (23568 bytes)3. Alto poder cicatrizante, reduciendo considerablemente el tiempo de curación de llagas, heridas y úlceras, así como el riesgo de infección.

4. Elimina las bacterias productoras de las caries, sin afectar al esmalte, contribuyendo de esta forma a una mejor higiene dental.

5. Disuelve la práctica totalidad de los cálculos renales.

6. Disuelve totalmente el ácido úrico.

7. Actúa sobre centros nerviosos disminuyendo las tensiones y la sensación de angustia.

La acción germicida y antitóxica del ozono, permite la realización de desinfecciones del organismo. Se ha descrito la destrucción por ozono de estreptococos, esafilococos, bacterias entéricas así como de las toxinas diftérica y tetánica.

Una de las mayores aplicaciones de la ozonoterapia consiste en el tratamiento de enfermedades respiratorias (asma, afecciones bronquiales, tosferina entre otras), afecciones cutáneas (llagas, úlceras varicosas, etc) y enfermedades del aparato digestivo. Así mismo se han recomendado baños de ozono en casos de depresión nerviosa, enfermedades en la sangre, inflamaciones de las glándulas y en casos de fatiga general. La administración de ozono puede realizarse por distintas vías: por baño, por enema ó mediante uso tópico.

La concentración de ozono en distinta en cada caso, siendo baja para combatir afecciones respiratorias y elevada en uso tópico.

Además del uso del ozono en el tratamiento de enfermedades, es de destacar el empleo del mismo en la asepsia de instalaciones clínicas. La incidencia de infecciones hospitalarias aumenta constantemente, por lo que resultan muy interesantes todas aquellas técnicas destinadas a lograr la perfecta esterilización de ambientes hospitalarios y equipos quirúrgicos.

Al toser, al hablar, e incluso al respirar, de las cavidades nasales y bucales son expulsados microorganismos. Algunos permanecen en el aire formando aerosoles, otros se depositan en el suelo u otras superficies: mobiliario, piel, vendajes, etc. Por lo tanto el contagio se puede producir por contacto directo ó bien por inhalación. La propagación de microorganismos es especialmente peligrosa en salas de curas y de operaciones, por tanto la plena esterilización del aire y objetos es fundamental. Se han utilizado y se utilizan productos químicos difundidos por el aire, así como radiaciones ultravioleta. La instalación de las últimas es costosa, además de que pueden producir lesiones en tejidos vivos. Un procedimiento que se empieza ya a utilizar y proporciona grandes resultados es la difusión de ozono en el aire, producido por unos aparatos de sencilla instalación y bajo costo energético.

La instalación de generadores de ozono en salas de espera de clínicas y hospitales, tendría las ventajas reseñadas en el apartado de ambientes públicos.

Respecto a la higiene personal, el ozono posee un elevado poder desodorante, que permite una amplia gama de aplicaciones en el cuidado de la piel, sin la aparición de alergias ni efectos secundarios, resulta un desodorante absolutamente natural y efectivo.

FUENTE: electrozono.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.